Anticonceptivos

De Bioeticawiki
Saltar a: navegación, buscar

Introducción

Anticonceptivos
Un anticonceptivo, según la Real Accademia de Medicina de España, es:

1  s.m. Fármaco, dispositivo o método de acción anticonceptiva. 2  adj. Que evita la fecundación del ovocito por el espermatozoide. SIN.: anticoncepcional, contraceptivo, contraconceptivo[1].

Popularmente los anticonceptivos, o contraceptivos son aquellos métodos, sustancias o dispositivos que impiden que se lleve a cabo un embarazo durante una relación sexual, impidiendo la fecundación o la implantación del embrión[2]. Algunos[3] incluyen también entre la lista de anticonceptivos, el recurso a los días no fértiles de la mujer para tener relaciones sexuales. Se trata de los llamados métodos naturales, o de Planificación familiar natural.

Como concepto es distinta la anticoncepción y la infertilidad. Hay una diferencia conceptual entre actuar sobre la posible concepción, o simplemente conocer si se es fértil o no. Cuando el hombre o la mujer no son fértiles no se puede decir que haya una anticoncepción. De hecho el conocimiento de los momentos fértiles de la mujer es también un medio de poder acudir a esos momentos para poder lograr un embarazo.

La lactancia materna, también tiene el efecto de que la mujer no sea fértil y por tanto que las posibilidades de embarazo durante ese período sean muy bajas.

El mecanismo de acción de los anticonceptivos es muy variado, pero una distinción fundamental es si incluyen o no la acción de impedir que el embrión pueda implantarse en el útero. Como la finalidad del uso de estos medios es impedir el embarazo, muchos anticonceptivos añaden un mecanismo antiimplantatorio, para prevenir que, si se ha dado una concepción, el embarazo salga adelante. Este mecanismo modifica el endometrio de la mujer para que el embrión no se puede implantar.

La eficacia de los anticonceptivos es diversa no sólo por el tipo del que se trate, sino también por el método regular o no con el que se utilicen, e incluso dependiendo de la edad o del estado de salud o de las costumbres saludables de quien lo utiliza. Por eso se pueden encontrar diversas cifras según unos estudios u otros[4] [5], haciéndose imprescindible la consulta con el médico.

La presencia del efecto antiimplantatorio o no, y de su mayor o menor efectividad, tiene una importancia relevante para poder hacer un juicio ético sobre los diversos métodos anticonceptivos.

Vamos a distinguirlos en:

  1. Temporales: porque el efecto anticonceptivo tiene una duración concreta, aunque se usen repetidamente
  2. Definitivos: los que son para siempre, aunque puedan ser en algunos casos reversibles.

Temporales

Hormonales de dosis regular

Se pueden tomar en presentación de pastillas (la píldora), inyecciones, implantes o parches.

Los mecanismos de acción más comunes son[6] [7] [8] [9]

  1. La reducción en la frecuencia de la ovulación
  2. Alteración de la motilidad de las trompas uterinas
  3. Alteración en la consistencia del moco cervical
  4. En algunos casos, alteración del endometrio lo que provoca en caso de haber fecundación la imposibilidad de implantación del cigoto -efecto antiimplantatorio-.

Píldora combinada ("la píldora")

La píldora contiene las hormonas estrógeno y progestina. Se toma una vez al día para evitar que los ovarios liberen un óvulo. Algunas mujeres prefieren las píldoras de ciclo extendido. Estas tienen 12 semanas de píldoras que contienen hormonas (activas) y una semana de píldoras que no contienen hormonas (inactivas). Mientras tomen píldoras de ciclo extendido, las mujeres sólo tendrán su periodo tres a cuatro veces al año. Existen muchos tipos de anticonceptivos orales.

Píldora trifásica

Píldora de progestina sola ("minipíldora")

A diferencia de "la píldora", la minipíldora sólo tiene una hormona, la progestina. Tomada diariamente, la minipíldora espesa el moco cervical, lo que impide que los espermatozoides se unan al óvulo. Menos frecuentemente, impide que los ovarios liberen un óvulo.

Parche

También se conoce por su nombre comercial, Ortho Evra, este parche cutáneo se coloca sobre la parte inferior del abdomen, las nalgas, la parte externa del brazo o la parte superior del cuerpo. El parche libera las hormonas progestina y estrógeno al torrente sanguíneo, lo que en la mayoría de las mujeres evita que los ovarios liberen óvulos. También espesa el moco cervical, lo que impide que los espermatozoides se unan al óvulo. Se debe colocar un parche nuevo cada semana durante tres semanas. No se utiliza el parche en la cuarta semana para que pueda tener el periodo.

Inyección

La inyección anticonceptiva también se conoce por su nombre comercial, Depo-Provera. La inyección es cada tres meses. Un nuevo tipo de inyección se aplica debajo de la piel. En la mayoría de las mujeres, las inyecciones anticonceptivas impiden que los ovarios liberen un óvulo. Las inyecciones también causan cambios en el cuello uterino que impiden que los espermatozoides se unan al óvulo. La inyección no debe utilizarse durante más de dos años consecutivos, ya que puede ocasionar una pérdida temporal de densidad ósea. La pérdida aumenta en relación con el tiempo de utilización de este método. El hueso comienza a crecer después de interrumpir este método. Pero, si se utiliza durante un periodo prolongado, puede aumentar el riesgo de fractura y osteoporosis.

Anillo vaginal

Este es un anillo delgado y flexible que libera las hormonas progestina y estrógeno. Funciona impidiendo que los ovarios liberen óvulos. También espesa el moco cervical, lo que impide que los espermatozoides se unan al óvulo. Denominado comúnmente NuvaRing, su nombre comercial. Se comprime el anillo con el dedo pulgar y dedo índice, y se inserta dentro de la vagina. El anillo se deja durante tres semanas, y luego se retira durante la semana en que tenga el periodo; posteriormente, se coloca un anillo nuevo.

Varilla implantable

Se trata de una varilla flexible del tamaño de un cerillo, que se coloca debajo de la piel de la parte superior del brazo. A menudo se conoce por su nombre comercial, Implanon. La varilla libera progestina, que causa cambios en el recubrimiento del útero y en el moco cervical para impedir que los espermatozoides se unan a un óvulo. Menos frecuentemente, impide que los ovarios liberen óvulos. Es efectiva hasta por cinco años.

- Eficacia: Va desde el 90 al 97%.

- Efectos negativos en la salud de la mujer: hemorragias vaginales intensas, cefalea (dolor de cabeza), migraña[10], acné, depresión, hirsutismo (crecimiento de vello en la cara), aumento de peso, vaginitis, dolor abdominal, nausea y vómito, alteraciones vasculares como trombosis venosa (trombos en las piernas)[11] [12], infarto agudo al miocardio (infartos al corazón) [13][14][15], pre-eclampsia (aumento de la tensión arterial en el embarazo)[16], tromboembolias[17], infarto cerebral[18], hemorragias cerebrales[19], aumento de cáncer cervicouterino[20], cáncer de mama[21], cáncer de ovario[22], alteraciones vesiculares, ente otras.

- Quienes corren mayores riesgos: Mujeres mayores de 35 años, fumadoras de más de 15 cigarrillos al día, insuficiencia renal, disfunción hepática, insuficiencia adrenal, tromboflebitis o desórdenes tromboembólico, antecedentes de tromboflebitis profunda, alteraciones cerebrovacular, alteraciones coronarias, hipertensión, diabetes melilluts, dolos de cabeza con síntomas neurológicos, sospecha de cáncer de mama, cáncer de endometrio o cualquier otro cáncer dependiente de estrógenos, sangrado genital anormal, ictericia, tumor del hígado (benigno o maligno).

- Relación con enfermedades de transmisión sexual: Varios estudios defienden que el consumo de anticonceptivos orales se asocia con aumento en la infección del VIH[23][7][24]. Otros ven esta relación como muy pequeña [25]

Anticoncepción hormonal masculina

Actualmente la anticoncepción hormonal masculina se encuentra en proceso de desarrollo En China se ha probado con el Gosipol Se han hecho pruebas en Australia,[26] China[27] y en Alemania[28] En general se trata de una una dosis inyectable que se aplica cada 6 meses.

Anticoncepción química

Espermicidas: los espermicidas son productos químicos (por lo general, nonoxinol-9) que desactivan o matan a los espermatozoides. Están disponibles en óvulos, aerosoles (espumas), cremas, tabletas vaginales, supositorios o películas vaginales disolubles. Los espermicidas causan la ruptura de las membranas de los espermatozoides, lo cual disminuye su movimiento (motilidad y movilidad), así como su capacidad de fecundar el óvulo.

Antiimplantatorios

Contracepción de emergencia

Artículo principal: Contracepción de emergencia

Mecanismo de acción: Actúa deteniendo la salida del óvulo del ovario (ovulación). Previene la unión del esperma y el óvulo (fertilización), y si la fertilización ocurrió modifica el endometrio para que el embrión no se implante.

Ha sido reconocido abiertamente que ellos debían de actuar de manera «interceptiva», esto significa, ser capaces de interferir con los eventos fisiológicos que ocurren después de la fecundación[29].

  • La píldora del día después, actúa dependiendo el momento del ciclo en que se ingiere; si se ingiere entre 5 a 1 día antes de la ovulación puede inhibirla[30][31][32], si se ingiere entre las 72 y 120 horas sigue siendo efectivo (fuerte probabilidad que en muchos casos se haya dado la ovulación y la fecundación)[33][34][35], así mismo, varios estudios muestran que esta tiene efectos posteriores a la fecundación[36][37][38], y produce intensas y prolongadas alteraciones en la función secretora del endometrio, imposibilitándolo para la implantación.[39][40].

Eficacia: Va desde el 50 al 80%.[41][42].

  • La píldora EllaOne. La evaluación del efecto contragestativo del fármaco se hace atendiendo a dos parámetros, el día en que la mujer tiene la relación sexual con respecto al día de la ovulación y el tiempo que tarde en tomar el fármaco después de la relación sexual, observándose que, si la relación sexual se tiene 5 días antes de la ovulación y el fármaco se toma dentro de las primeras 24 horas después de ésta, el efecto anovulatorio, entendiendo por tal la inhibición o retraso de la ovulación, sería del 100%. Lo mismo ocurre si se toma a las 48 horas; pero disminuye al 78,6%, si se toma a las 72 horas y al 8,3%, si se toma a las 96 horas. Por tanto el efecto anovulatorio global, cuando la relación sexual se tiene 5 días antes de la ovulación y el fármaco se toma entre las 0 y 96 horas después de ésta, sería de 57,4%. Siguiendo el mismo razonamiento, el efecto global anovulatorio cuando se toma hasta 48 horas después de la relación sexual sería del 37,4%, si es a las 72 horas es de 17,4% y si se toma a las 96 horas del 1,7%, actuando por un efecto antiimplantatorio, en todos los demás casos[43].

- Efectos negativos para la salud de la mujer: cefalea, nausea y vómito, dolor abdominal, vértigos, letargia, hirsutismo, hemorragias vaginales intensas.

- Contraindicaciones: sospecha de embarazo, lactancia, mujeres que no han presentado la menstruación[44]

Dispositivo intrauterino (DIU)

Un DIU es un pequeño dispositivo en forma de "T" que se coloca dentro de su útero. Existen dos tipos:
Dispositivo intrauterino o Diu
  • DIU de cobre: el DIU de cobre se conoce por el nombre comercial ParaGard. Libera una pequeña cantidad de cobre dentro del útero. El IUD de cobre debe ser colocado por un médico. Puede permanecer en el útero de 5 a 10 años.
  • DIU hormonal: el DIU hormonal se conoce por el nombre comercial Mirena. Algunas veces se denomina sistema intrauterino (intrauterine system, IUS). Éste libera progestina en el útero. El DIU hormonal debe ser colocado por un médico. Puede permanecer en el útero hasta por cinco años.

- Mecanismo de acción: Actúan principalmente de manera local, alterando el endometrio [7] (por lo que de ocurrir una fertilización el cigoto no podría implantarse, ocurriendo de esta forma un aborto). Así mismo altera el moco cervical lo que puede impedir el paso de espermatozoides, e inhibe la capacitación de estos últimos.

- Eficacia: Va desde el 94 al 98%.

- Efectos negativos en la salud de la mujer: sangrado vaginal, amenorrea (falta de menstruación), sangrado intermenstrual, dolor abdominal o pélvico, quistes en el ovario, embarazo ectópico, sepsis, enfermedad pélvica inflamatoria, penetración a las paredes uterinas y perforación del útero, migraña, acné, depresión, vulvovaginitis, dismenorrea (dolor durante la menstruación)[7].

- Quien corre mayores riesgos: mujeres con alteraciones congénitas del útero, con enfermedad pélvica inflamatoria, endometritis post parto, sospecha de cáncer cervical o anormalidades en el Papanicolau, sangrado genital de origen desconocido, cervicitis o vaginitis aguda no tratada, alteraciones hepáticas agudas, o tumor de hígado, ya sea maligno o benigno, sospecha de cáncer de mama, entre otras[7].

Métodos de barrera

- Mecanismo de acción. Los métodos de barrera impiden la entrada de esperma al útero. Deben cumplir los requisitos sanitarios establecidos a estos productos en cada país o región. También tenemos a los espermicidas y las esponjas, que son sustancias químicas que destruyen los embriones o inhiben su motilidad.

Preservativo o condón

Los preservativo masculinos son recubrimientos delgados de caucho, vinilo o productos naturales que se colocan sobre el pene erecto.
Preservativo femenino
Los condones masculinos pueden ser tratados con espermicida para ofrecer mayor protección. Estos impiden que los espermatozoides tengan acceso al aparato reproductivo femenino.

Los preservativo femenino femeninos son un recubrimiento delgado de plástico poliuretano con aros de poliuretano en extremos opuestos. Estos se introducen en la vagina antes de la relación sexual. Al igual que los condones masculinos, los femeninos impiden que los espermatozoides tengan acceso al aparato reproductivo femenino.

Diafragma

Circunferencia de goma con aro exterior de goma que se sitúa en el cuello del útero cerrando el paso a los espermatozoides. Una variedad más pequeña de éste es el capuchón cervical.

- Eficacia: condón masculino, como método anticonceptivo, tiene efectividad de entre 83 y 88% [45][46][47][48] y existen datos que indican que en el segundo año de uso su efectividad es del 50%. Así mismo, esta eficacia no es similar para la prevención de enfermedades de transmisión sexual, y tiende a ser mucho menor, pues varía dependiendo de cada una de las 30 infecciones de transmisión sexual que existen[49].

-Efectos adversos: irritación. Sobre los espermicidas: hipersensibilidad, escozor vaginal e irritación uretral.

Definitivos

Vasectomía

- Mecanismo de acción: los conductos deferentes del hombre son seccionados y ligados o también ocluidos con pequeños cilindros de nylon. Los espermatozoides permanecen en el sistema después de la cirugía durante aproximadamente tres meses. Una vez realizada, los espermatozoides que a diario se producen son reabsorbidos por el organismo. Puesto que el líquido seminal es elaborado en la próstata, la vasectomía no impide la eyaculación. Es un proceso en algunos casos reversible aunque con dificultades.

- Efectos adversos: Granulomas, hematomas e infecciones que llega a ser de hasta el 5 y 6%, pero la complicación más grave es la producción de anticuerpos capaces de inducir infertilidad permanente incluso tras la recanalización.

Salpingoclasia

- Mecanismo de acción: las trompas de Falopio se extirpan parcial o completamente, o bien se ligan. De este modo los óvulos no bajan al útero. Dependiendo de diversos factores, sobre todo el método utilizado, pueden ser reversibles en algunos casos

- Efectos adversos: Aquellos relacionados con las intervenciones


Ética de la acción anticonceptiva

Artículo principal: Ética de la anticoncepción

La aparición y difusión de la píldora a comienzos de los años 1960 ha sido valorada por gran parte de la sociedad como un avance en la consecución de la libertad para la mujer, y por tanto como un hecho de relevancia ética positiva. Posteriormente han surgido otros métodos anticonceptivos, o se han desarrollado, gracias a la difusión de la píldora como método anticonceptivo. Esto ha hecho que con mucha frecuencia cualquier método que permita la anticoncepción sea valorado como bueno.

Esta apreciación del valor ético de la anticoncepción, aunque esté muy difundida en países del primer mundo que desarrollan una labor esforzada en su difusión no es universal. La mentalidad anticonceptiva no sería un valor bueno para el hombre.

Estos defienden que esta mentalidad de separación de la sexualidad y la capacidad reproductiva no tiene en cuenta la realidad objetiva de la relación sexual conyugal. Defienden que el amor entre el hombre y la mujer que expresa el acto conyugal debe afirmar al mismo tiempo el valor completo del otro. Por tanto ambos deberían atenerse a las características de la fertilidad en el varón y la mujer, y actuar con responsabilidad. La valoración ética no estaría en los objetos que se utilicen sino en la intención anticonceptiva del acto conyugal con que se utilizan [50]

Con el desarrollo de estos métodos ha aparecido una cuestión que para la valoración ética de la anticoncepción resulta relevante: el efecto antiimplantatorio de algunos de estos recursos. Ya no estamos valorando sólo el efecto de impedir la fecundación, sino la búsqueda de un segundo efecto: si se ha dado concepción, impedir que el embrión pueda implantarse en el útero y seguir su desarrollo: píldora del día después y EllaOne.

Este posibilidad antimplantatoria es juzgado por algunos como aborto clínico o farmacológico y en ese sentido no le dan ningún valor ético, mientras que otros lo ven como un aborto en edad temprana [51] y por ello hablan del efecto abortivo de estas remedios. En este caso el valor ético sería el de quien asume poder estar haciendo un aborto.


Referencias

  1. RANM: anticonceptivo, -va Consultado 28-11-2011
  2. Concepción, Embarazo y Contracepción (Anticoncepción): las palabras y sus significados
  3. Métodos anticonceptivos Consultado el 11 de octubre de 2011
  4. Womenshealth.gov: Métodos anticonceptivos hoja de datos
  5. Plannedparenthood: Comparación de la efectividad de los métodos anticonceptivos
  6. Bayer Product Monograph Yasmin 21 Yasmin 28, page 28:ACTION AND CLINICAL PHARMACOLOGY
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 7,4 Mirena (levonorgestrel-releasing intrauterine system)
  8. Nuvaring, vaginal ring
  9. IMPLANON (etonogestrel implant) 68 mg For Subdermal Use Only
  10. Schürks M, Rist PM, Bigal ME, Buring JE, Lipton RB, Kurth T. Migraine and cardiovascular disease: systematic review and meta-analysis. BMJ 2009; 339:b4380.
  11. Kemmeren JM, Algra A, Grobbee DE. Third generation oral contraceptives and risk of venous thrombosis: meta-analysis. BMJ 2001; 323(7305):131-4.
  12. Jick H, Kaye JA, Vasilakis-Scaramozza C, Jick SS. Risk of venous thromboembolism among users of third generation oral contraceptives compared with users of oral contraceptives with levonorgestrel before and after 1995: cohort and case-control analysis. BMJ 2000; 321(7270):1190-5
  13. Baillargeon JP, McClish DK, Essah PA, Nestler JE. Association between the current use of low-dose oral contraceptives and cardiovascular arterial disease: a meta-analysis. J Clin Endocrinol Metab 2005; 90(7):3863-70
  14. Lewis MA, Heinemann LA, Spitzer WO, MacRae KD, Bruppacher R. The use of oral contraceptives and the occurrence of acute myocardial infarction in young women. Results from the Transnational Study on Oral Contraceptives and the Health of Young Women. Contraception 1997; 56(3):129-40.
  15. Chasan-Taber L, Stampfer MJ. Epidemiology of oral contraceptives and cardiovascular disease. Ann Intern Med 1998; 128(6):467-77.
  16. Thadhani R, Stampfer MJ, Chasan-Taber L, Willet WC, Curhan GC. A prospective study of pregravid oral contraceptive use and risk of hypertensive disorders of pregnancy. Contraception 1999; 60(3):145-50
  17. Wu O, Robertson L, Twaddle S, Lowe GD, Clark P, Greaves M, et al. Screening for thrombophilia in high-risk situations: systematic review and cost-effectiveness analysis. The Thrombosis: Risk and Economic Assessment of Thrombophilia Screening (TREATS) study.Health Technol Assess 2006; 10(11):1-110.
  18. Gillum LA, Mamidipudi SK, Johnston SC. Ischemic stroke risk with oral contraceptives: A meta-analysis. JAMA 2000; 284(1):72-8.
  19. Johnston SC, Colford JM Jr, Gress DR. Oral contraceptives and the risk of subarachnoid hemorrhage: a meta-analysis. Neurology 1998; 51(2):411-8
  20. International Collaboration of Epidemiological Studies of Cervical Cancer. Cervical cancer and hormonal contraceptives: collaborative reanalysis of individual data for 16 573 women with cervical cancer and 35 509 women without cervical cancer from 24 epidemiological studies. Lancet 2007; 370:1609–21.
  21. Kahlenborn C, Modugno F, Severs WB. Oral contraceptives and breast cancer. Mayo Clin Proc 2008; 83(7):849-50.
  22. Bernstein L. The risk of breast, endometrial and ovarian cancer in users of hormonal preparations. Basic Clin Pharmacol Toxicol 2006; 98(3):288-96
  23. Baeten JM, Benki S, Chohan V, Lavreys L, McClelland RS, Mandaliya K, et al. Hormonal contraceptive use, herpes simplex virus infection, and risk of HIV-1 acquisition among Kenyan women. AIDS 2007, 21:1771–77.
  24. The Impact of Hormonal Contraception on the HIV-1 Epidemic
  25. Hormonal contraceptive use and risk of sexually transmitted infections:a systematic review
  26. El anticonceptivo masculino, una realidad próxima en Diario El Mundo 06-10-2003
  27. Probaron con éxito un anticonceptivo masculino inyectable
  28. OMS retoma investigación para anticonceptivos masculinos
  29. Croxatto H.B; Devoto L; Durand M; Ezcurra E; Larrea F; Nagke C; et al. Mechanism of action of hormonal preparations used for emergency contraception: a review of the literature. Contraception 2001; 63:111-21
  30. Hapangama D, Glasier AF, Baird DT. The effects of peri-ovulatory administration of levonorgestrel on the menstrual cycle. Contraception 2001; 63(3):123-9
  31. Durand M, Cravioto MC, Raymond EG, Durán-Sánchez O, De la Luz-Hinojosa M, Castell- Rodríguez A; et al. On the mechanism of action of short-term levonorgestrel administration in emergency contraception. Contraception 2001; 64(4):227-34.
  32. Marions L, Hultenby K, Lindell I, Sun X, Stabi B; Gemzell-Danielsson K. Emergency contraception with mifepristone and levonorgestrel: mechanism of action. Obstet Gynecol 2002;100:65-71
  33. Okewole IA, Arowojolu AO, Odusoga OL, Oloyede OA, Adeleye OA, Salu J, et al. Effect of single administration of levonorgestrel on the menstrual cycle. Contraception 2007; 75(5):372-7.
  34. Ngai SW, Fan S, Li S, Cheng L, Ding J, Jing X, et al. A randomized trial to compare 24 h versus 12 h double dose regimen of levonorgestrel for emergency contraception. Hum Reprod 2005; 20(1):307-11
  35. Hamoda H, Ashok PW, Stander C, Flett GM, Kennedy E, Templeton A. A randomized trial of mifepristone (10 mg) and levonorgestrel for emergency contraception. Obstet Gynecol 2004; 104(6):1307-13
  36. Kahlenborn C, Stanford JB, Larimore WL. Postfertilization effect of hormonal emergency contraception. Ann Pharmacother 2002; 36(3):465-70.
  37. Leung VW, Levine M, Soon JA. Mechanisms of action of hormonal emergency contraceptives. Pharmacotherapy 2010; 30(2):158-68.
  38. Larimore WL, Stanford JB, Kahlenborn C. Does pregnancy begin at fertilization? Fam Med 2004; 36(10):690-1
  39. Ugocsai G, Rózsa M, Ugocsai P. Scanning electron microscopic (SEM) changes of the endometrium in women taking high doses of levonorgestrel as emergency postcoital contraception. Contraception 2002; 66:433-7
  40. Young DC, Wiehle RD, Joshi SG, Poindexter AN 3er. Emergency contraception alters progesterone-associated endometrial protein in serum and uterine luminal fluid. Obstet Gynecol 1994; 84(2):266-71
  41. Croxatto HB, Ortiz ME, Müller AL. Mechanisms of action of emergency contraception. Steroids 2003; 68(10-13):1095-8.
  42. Baird DT. Emergency contraception: how does it work? Reprod Biomed Online 2009; 18 Suppl 1:32-6.
  43. Ulipristal acetato, un contraceptivo de emergencia ( EllaOne)
  44. ELLAONE HIGHLIGHTS OF PRESCRIBING INFORMATION
  45. Trussell J. Contraceptive failure in the United States. Contraception 2004; 70(2):89-96
  46. Parkes A, Wight D, Henderson M, Stephenson J, Strange V. Contraceptive method at first sexual intercourse and subsequent pregnancy risk: findings from a secondary analysis of 16-year old girls from the RIPPLE and SHARE studies. J Adolesc Health 2009; 44(1):55-63.
  47. Weller SC. A meta-analysis of condom effectiveness in reducing sexually transmitted HIV. Soc Sci Med 1993; 36(12):1635-44.
  48. Kost K, Singh S, Vaughan B, Trussell J, Bankole A. Estimates of contraceptive failure from the 2002 National Survey of Family Growth. Contraception 2008; 77(1)10-21
  49. Gayón VE, Hernández OH, Sam SS, Lombardo AE. Efectividad del preservativo para prevenir el contagio de infecciones de transmisión sexual. Ginecol Obstet Mex 2008; 76(2):88-96
  50. Rhonheimer, Martin (2004). Ética de la procreación. Madrid: Palabra. pp. 288. ISBN 978-84-321-3486-9. 
  51. Benson Gold, Rachel (mayo 2005). «The Implications of Defining When a Woman Is Pregnant». The Guttmacher Report on Public Policy 8 (2). http://www.guttmacher.org/pubs/tgr/08/2/gr080207.html. Consultado el 15 de octubre de 2012. 

Enlaces externos